Éxito plural es lo que deseamos a España en un momento en que los acuerdos, rupturas, negociaciones, pactos… hacen que todo se complique aún más, especialmente cuando se trata de cerrar uniones con quienes quizá nunca lo hubieran deseado. Pero, como muchos políticos alegan, lo hacen por compromiso y sentido común. Ojala ese compromiso sea con el bien de todos, no de minorías, y la mayoría de los votantes se sienta representado. Por una vez, en un país tan plural como el nuestro, parece que por fin nadie se siente ignorado. Sin embargo, ante el gran dilema que los votantes hemos planteado a los partidos políticos de pactar, hay quien se niega a olvidar las diferencias que les enfrentan, y pueda sentirse defraudado. Por ello hoy más que nunca hay que hacer un ejercicio de entendimiento, convivencia y cordialidad que ayude a tender esos puentes que, desde diferentes ópticas, nos hagan a llegar a un objetivo común. Para los que aún no otorgan a la política su pretendida capacidad para resolver los problemas que plantea la convivencia colectiva, por el bien común, confían en que al menos los pactos contribuyan a aumentar el control, por ejemplo, en los ayuntamientos, y zanje de una vez esa corrupción generalizada. Pero ya que compartir un compromiso común, es lo que hace que todo sea posible, confiemos en que se pueda hablar algún día de triunfos compartidos y no de una conducta servicial que pueda convertirse en actitud servil. Queremos motivos para recuperar la confianza en la política y sobre todo en los políticos.

AUTORA 

rbnNuevaIrene

Deja tu comentario

Tu Email no será público. Todos los campos son requeridos

{"email":"Email no valido","url":"Formato de Web Incorrecta","required":"Requiere todos los campos"}
nueva edición

consigue lA última edición del libro

Saber que se puede

No hay tiempo para el odio porque no hay paz sin perdón. Perdono para vivir. Espero que este libro, en el que abro mi corazón, anime a la reflexión, la armonía interior y la exaltación de los valores humanos.

Si mi caminar ha servido para que otros valoren sus piernas, sus caminos y sus vidas, el dolor, las caídas y los momentos menos buenos están más que amortizados.

Ir al contenido