De nuevo agradecer a los que ejercen de nuestros ángeles de la guarda, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que sigan ejerciendo esa bendita protección de la sociedad, velando día a día por la seguridad de todos los ciudadanos y la necesaria paz. Ellos, nuestros protectores, están por cierto en el punto de mira precisamente por la eficacia que demuestran en el combate del terrorismo. Una exitosa operación conjunta de la Policía Nacional española y la DGST de Marruecos, ha concluido en detenciones de los integrantes de una de las células terroristas yihadistas encargada de la captación y envío de terroristas a Siria e Irak. Esta noticia nos deja, al menos de momento, libres de un grupo de desalmados y de esa quizá inminente amenaza de terror que se cierne en España. La captación de jóvenes asesinos continúa extendiéndose tristemente en sus países de origen pero también en el mundo occidental. En este caso el objetivo era claro: repetir en Marruecos y en España las terroríficas masacres que les definen en otros lugares del mundo “con la intención de establecer un clima de psicosis e inestabilidad”. Esta terrible amenaza tiene al mundo atemorizado y hasta los propios compatriotas de los yihadistas aseguran que “no son musulmanes, son asesinos”, que “quieren ensuciar el Islam”. No nos cansaremos de apostar por la democracia, por la verdad frente a la manipulación, la memoria frente al silencio, la solidaridad frente a la indiferencia, la justicia frente a la impunidad y el amor y la cooperación frente a todo tipo de violencia.

Bendita protección

| La Razón | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>