Dedico esta columna a todos los que una situación, una tragedia, una adversidad, les trastoca una vida programada, un sueño, una ilusión. Aunque el viento no sea favorable, siempre podremos encontrar la forma de utilizarlo a nuestro favor. Desirée, sé que esta semana está siendo dura. Como gimnasta acrobática de las más destacadas del Flic Flac vigués, -uno de los clubes con más medallas en los últimos años-, campeona de España, cualquier lesión supone un parón y un disgusto. Pero lo que nunca imaginaste es cómo acabaría aquel desafortunado accidente durante un entrenamiento que provocó una fractura en tibia y peroné. Los médicos detectaron que una de las tres arterias de la rodilla estaba obstruida, pero la inminente operación vascular que habría solucionado ese taponamiento acabó en la amputación de tu pierna, justo por encima de la rodilla. Claro que es difícil de asumir un cambio tan salvaje de tu entrenado y controlado cuerpo, pero créeme, siempre hay una recompensa enorme, si no dejas de luchar, si no te rindes. Me alegra saber que volverás al deporte, que Galicia entera se vuelca contigo. Todos queremos decirte que no estás sola. Como deportista que eres, lograrás lo que te propongas, y el añadido: “más difícil todavía”, ayudarás a otros deportistas, todos sabrán que se puede, que la vida, como el deporte, va de luchar y no bajar la guardia. Te quedan muchos sueños por cumplir y los podrás alcanzar gracias a tu fuerza, optimismo y voluntad. ¿Quién dijo que la vida fuera fácil? Lo que te garantizo, es que merece la pena luchar.

¡Ánimo Desirée!

| La Razón | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>